Esta es la historia de ese mundo de ensueño en el que todo es gratis

Si, ese es el mundo de internet… o eso es lo que muchos quieren creer.

Estamos en un momento, en el que ya ha pasado la primera oleada de «queremos estar en internet», y, ahora, hay mucha, muchísima gente que se siente desilusionada por las posibilidades que parecía ofrecer internet, que intentaron montar negocios, y  que fueron a la bancarrota, ante el desprecio o la ignorancia de esos millones de internautas que alguien les había dicho que iban a comprar en su tienda…..

¿Que ha pasado?

Internet, como cualquier campo, está plagado de falsos profesionales, y, ojo, no digo malas personas, solo gente que tras leer cuatro manuales, se consideran con conocimientos suficientes para aconsejar en un desarrollo, o incluso, dirigir un proyecto…y no es tan sencillo.

Parte del problema viene de que el empresario, especialmente el pequeño empresario, no valora correctamente los costos, o la inversión que se debe hacer en internet.

Si, inversión, e importante. Pensemos un momento, si quieres montar una tienda física que venda algún producto concreto,

  • lo primero que harás, es buscar un local en el mejor sitio de la ciudad que preveas poder pagar; en internet, buscaras el servidor mas barato, sin preocuparte demasiado de donde se encuentra físicamente ese servidor…
  • Tu siguiente paso será buscar, si puedes, a un decorador para encargarle el proyecto de tu tienda, pensando hasta el mínimo detalle, para provocar que las personas que pasen por delante entren; en internet buscaras al diseñador mas barato que te diga que va a hacer tu web
  • En la vida real, procurarás hacerte con un estudio de la gente que pasa por la puerta, para ver de qué forma puedes conseguir que entren, en Internet, si alguien te habla se SEO, pensaras que es una tomadura de pelo ( y muchas veces asi sera), y no le haras ni caso
  • En tu tienda fisica, pensaras como enviar el producto, o cómo embolsarlo, de tal manera que los clientes tengan una experiencia agradable de la compra…en internet, como no hayas tenido la suerte que la persona que hace la web es un buen profesional, la usabilidad nunca habrá sido una preocupación, por lo que ese cliente que tanto te ha conseguido conseguir que entrara, no volverá nunca, y aun tendras suerte si no publica algún comentario negativo
  • Y eso es el siguiente punto, en tu tienda, vas a procurar tener un personal que atienda correctamente a tu clientela, y si es grande, puede que pienses en añadir a una persona especialmente encargada de suavizar roces, que seguro se producirán… en internet, has pensado en esa figura?, alguien que este atento a los comentarios de los clientes, e intente solucionar los problemas, transformándolos en oportunidades

No, conseguir que un negocio funcione en internet NO ES FÁCIL, y como consecuencia, no es barato. No cuentes con que WordPress o Prestashop te lo puede montar ese amigo tuyo, porque «ya ha hecho un web», o por lo menos, si hay motivaciones economicas que te obligan a tal solucion, no te engañes; te enfrentas a un mundo más difícil y con mas competencia que el negocio tradicional, osea que tus posibilidades para triunfar son remotas

La competencia es un grado, como en cualquier otra profesión…¿vas a ir a ver a un amigo que dice que sabe sacar dientes cuando te duela una muela? ¿vas a pedirle a un conocido que dibuja muy bien que proyecte tu casa? ¿quieres coger un avión con ese compañero que no se ha sacado el titulo de piloto, pero dice que eso de volar esta chupado?

Mi punto de vista?: Voy a animar a cualquiera a que se monte su web, con las herramientas que sea, que experimente la proyección SEO, que haga lo que quiera,,,para él o para su negocio, claro que si, pero que antes de ofrecer sus servicios, o antes de valorar las posibilidades de internet, se asegure que sus capacidades y conocimientos son suficientes..

…y que sea honrado consigo mismo…

3 comentarios sobre “Internet… Todo gratis”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.